Get Adobe Flash player

San Pedro Sula, Honduras

Dos firmas líderes en el mercado de la construcción sellaron ayer una alianza para consolidarse como el consorcio más fuerte de la región en la fabricación de productos de concreto.

La puesta en funcionamiento de la planta más moderna de Centroamérica representa una inversión de 50 millones de lempiras y una generación de 100 empleos directos.

El consorcio tiene como finalidad producir, administrar y comercializar productos menores de concreto. Se trata de las empresas Duracreto de San Pedro Sula y Santos y Compañía de Tegucigalpa.

Duracreto-Santos fabricará bloques y adoquines para convertirse así en la planta más moderna del país y Centroamérica en este tipo de productos, como bloques y adoquines.

“Es una alianza que nos prepara para atender los grandes proyectos de Honduras. Buscamos nuevas oportunidades y es la tendencia en el mundo de los negocios para ser más eficientes y atender mejor los requerimientos de calidad, precio y servicio”, dijo el presidente de Duracreto, William Hall.

“Son dos empresas que han crecido en la industria de la construcción, que han cimentado su fortaleza y hoy unimos las familias y futuras generaciones para tratar de trascender”, agregó el empresario de la construcción.

Esta unión servirá para atender los proyectos del Plan 20/20 promovido por el Gobierno y la empresa privada, aseguró Hall.

Empleos

Es un mensaje positivo para otros empresarios, que muchas veces es necesario unir empresas y hacer alianzas para hacer ganar al recurso humano que mueve las empresas, aseguró.

Indicó que la puesta en funcionamiento de la planta genera entre 80 y 100 empleos directos.

El monto de inversión es de 50 millones de lempiras, y es la planta para fabricación de productos de alta calidad que salen al mercado, aseguró William Hall.

Alianza estratégica

Por su parte, el presidente de Santos y Compañía, Elvin Santos, dijo que ellos manejan el mercado del centro-sur y las plantas están localizadas en ese sector, pero la alianza con Duracreto permitirá que sea una unión estratégica debido al conocimiento y capacidad de mercado que Duracreto tiene en esta zona.

“La idea es mandar el mensaje que no podemos estar de brazos cruzados, la gente necesita confianza, esperanza y poner sobre la mesa comida y educar a sus hijos, por eso buscamos generar empleo”, aseguró.

Al evento acudieron varios empresarios del sector de la construcción, como ferreteros, inmobiliarias y constructoras, quienes se convierten en los clientes del consorcio.

El presidente regional de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), Félix Soto, explicó que es de gran importancia este tipo de alianzas porque fortalecen la inversión, generan empleo y más eficiencia y calidad en los productos.

Es interesante ver que dos compañías que cubren distintas áreas en el país se unan para satisfacer necesidades de proyectos grandes, dijo Osmín Bautista, exvicealcalde de San Pedro Sula, poco después del anuncio de la firma.